aire acondicionado web logo    
 
 
 
 

El termostato, la clave
del acondicionamiento

El termostato en el aire acondicionado es un dispositivo que se emplea para mantener la temperatura en un punto determinado de un ambiente o sistema; los mismos adquieren varias formas o tipos, pueden ser tan simples como una lámina metálica o extremadamente complejos como microprocesadores. Los termostatos vienen de varias formas, electrónicos, digitales, proporcionales, analógicos y mecánicos, y los mismo nos dan la posibilidad de abrir o cerrar un circuito eléctrico en función de la temperatura, pues el mismo se encarga de mantener esta última de forma regular.

 

El termostato también se emplea en los sistemas de refrigeración con el objetivo de controlar el caudal de líquido refrigerante el cual es desviado hacia el radiador; el termostato de aire acondicionado está compuesto por una válvula que maneja o acciona la temperatura. Dicha válvula se encuentra conectada que posee parafina, una sustancia muy dilatable; cuando el motor permanece frío, la válvula no se abre haciendo que el líquido vuelva por otro conducto a la bomba impulsora. La válvula recién se abrirá cuando la parafina se dilate a causa del calentamiento del motor; de esta forma el líquido se dirigirá al radiador brindando su calor a la atmósfera.

termostato-aire-acondicionadoEl termostato es la parte central de cualquier consola de aire acondicionado y es por eso que a la hora de comprar uno hay que tener en cuenta el nivel y la calidad del mismo, pues existen termostatos que son capaces de consumir hasta el 60% más de electricidad que otros. Un termostato de un aire acondicionado de 3.000 frigorías que funciona de forma constante durante al menos una hora consume 1,4 KWH, esto se equivale con un precio de 0,08 euros. Este sería el precio de un termostato que funcione en óptimas condiciones, ya que los que son deficientes consumen no menos del doble.

Cuando instalamos un aire acondicionado debemos cerciorarnos que la unidad interior no quede muy lejos de la exterior ya que cuanto mayor es la distancia mayor será el consumo del termostato y de todo el equipo. El funcionamiento del termostato puede darse de forma deficiente siempre que el mismo se ubique cerca de focos de calor o de electrodomésticos que provoquen calor, tales como bombillas, o generadores, etc. Esto es importante ya que si no se ubica el equipo de aire acondicionado de en el lugar adecuado será casi imposible que funcione de manera eficiente.

El aire acondicionado es un equipo que nos brinda confort pero a la vez debe ser usado con moderación ya que si regulamos el termostato a una muy baja temperatura puede ocasionarnos serias lesiones tales como infecciones pulmonares. El termostato de cualquier equipo de aire acondicionado debe estar regulado a una temperatura no menor a los 25ºC; cada grado de temperatura que disminuya, haré que se aumente se aumente el consumo de energía un 10% pero no aumentará de la misma forma el confort.

termostatoAl generar un microclima dentro de la dependencia, el cuerpo de los individuos es muy propenso a contraer dolores de garganta y malestares pulmonares ya que al salir de este ambiente artificial, nuestro organismo choca con el ambiente exterior produciendo cambios muy significativos en el mismo, el contraste de las temperaturas puede ser nocivo. Para dormir de una forma placentera es suficiente con regular el termostato a temperatura no inferiores a los 17ºC, aunque los niños y gente mayor suela establecerlo en 15ºc; en el caso de que haya adquirido una consola de aire acondicionado sin termostato, se recomienda instalar uno, éste será el encargado de proporcionarnos información precisa sobre la graduación de la temperatura y si realmente lo estamos utilizando como se requiere.

Si queremos ahorrar energía, se recomienda apagar el aire acondicionado unos minutos antes de ir a la cama, la climatización o refrigeración perdurará un tiempo debido a la inercia térmica que el ambiente posee. Por la mañana, enciéndalo hasta que la casa adopte la temperatura deseada. El termostato es imprescindible en cualquier equipo de refrigeración; sin él, podemos llegar a estar expuestos a temperaturas poco saludables, el mismo es una guía infalible de consumo y de cómo debe climatizarse una dependencia. Aunque todas las consolas de refrigeración, habitualmente, poseen uno incorporado se recomienda vigilar y controlar su uso.

» Ver glosario de funcionamiento de aire acondicionado

DISCLAIMER: los artículos de este sitio podrían hacer mención de marcas y/o modelos, siempre con fines informativos
y comparativos; Todas las marcas de servicios, logotipos y marcas registradas pertenecen a sus respectivos dueños